La Casa Labrada


Casa Pachacámac
Lima, Perú
Luis Longhi Traverso, arq.

labrada-2

"...no hay simetrías y
casi todos sus vanos se
distribuyen de forma desordenada, pero
sin romper la armonía
global de la obra."

labrada-3 labrada-4


Se trata de una vivienda labrada en una colina de  Pachacámac que busca confundirse con su entorno.
No como un trabajo de camuflaje arquitectónico, sino más bien de simbiosis entre la tierra y la actividad humana, tanto la rutinaria como la intelectual.

Sobre una extensión de aproximadamente 3.900 m2 el área construida ocupa unos 480 m2, que está organizados con diferente “fachada” según la ladera de la colina.

Planteada como casa de retiro para un filósofo, la casa esta proyectada en un “lenguaje antiguo inventado”, no hay simetrías y casi todos sus vanos se distribuyen de forma desordenada, pero sin romper la armonía global de la obra.

Un gran espacio cúbico acristalado en su extremo es la única pieza “desnuda” de toda la casa, el resto está siempre tras las murallas que forman sus muros de piedra o simplemente
enterrado.

Los muros de mampostería con textura variada sirven unas veces para contener la tierra y otras para formar la fachada, alternados en casos con muros de hormigón, siempre dando a la construcción un carácter de asentamiento antiguo y moderno en su lenguaje.

En el interior se intenta ser imprevisible, mediante recorridos personalizados, sin ningún vano estándar, presentando soluciones para cada entrada, siempre proponiendo una relación interior – exterior con el manejo de la luz.

Más imágenes ingrese a nuestra Revista Entorno en línea, presione AQUI